De la industria petrolera a la industria musical

  • 0

Andy Hildebrand

La música comparte nuestro día a día, ritmos lentos, rápidos, redundantes… Y un sonido característico, el autotune. El software que enfrenta a los amantes de la música. En 1998 Cher lanzaba su sencillo “Believe” con el que utilizaba el autotune sin tapujos, haciendo que fuese una parte integradora de la canción. Desde ese momento nadie se sorprende de su uso, es más, hoy día es imprescindible.

¿Pero cómo surgió esta herramienta tan popular hoy día?

Andy Hildebrand era un incansable estudiante, como todas las mentes brillantes era curioso por naturaleza. Estudió ingeniería eléctrica y en poco tiempo trabajó para la petrolera Exxon. Andy tenía un modelo matemático que le ayudaba a detectar petróleo. Enviaban ondas acústicas que se trasmitían al suelo a las capas inferiores, al volver a la superficie rebotaban y mediante el modelo predecían si debajo había o no petróleo.

Andy consiguió salvar de la quiebra a Exxon, aportándole grandes ingresos. Su ambición le llevó a crear su propia empresa en la que se encargaba de mapear en 2D y 3D la superficie terrestre. Pero como decíamos al inicio, una mente brillante se nutre siempre de la curiosidad y el conocimiento, Andy terminó por abandonar la industria petrolera.

¿Y ahora qué? Decidió retomar sus estudios enfocándose en composición musical, algo que siempre le había gustado. Creó un software cuyo algoritmo permitía condensar mejor los datos y aumentar la diversidad en la reproducción de sonidos. Construyó así Antares Audio Techonology.

En 1996 a Andy le presentaron un reto, “hazme un software que me haga cantar afinada”. Meses después esta sugerencia cobró sentido. Nuestro ingeniero tuvo su momento eureka y pensó que podía utilizar los mismos métodos de procesamiento que utilizaba para detectar petróleo. Hasta entonces los métodos de corrección de pitch que existían eran muy limitados. Andy vendió su autotune a todas las productoras puerta por puerta. Había conseguido un software capaz de devolverte la afinación momentáneamente con un solo click.

Previamente a Cher el uso del autotune había sido sutil, “Believe” abrió las puertas a productoras y cantantes a utilizar sin restricciones este software. T-Pain consiguió marcar su estilo en la industria con un estilo basado en el autotune. En la actualidad su uso está más que extendido sobre todo en la industria pop. Andy Hildebrand creó una herramienta más que rentable para las productoras, ahorraba tiempo y con ello dinero.

Como todo tiene sus ventajas e inconvenientes, muchos piensan que cualquiera puede triunfar en la industria de la música, aunque no tenga buenas dotes de cantante. Afinar ya afina el autotune, y las buenas voces pueden quedar opacadas por esta tecnología.

¿Pero quién sabe la clave del éxito? Una gran voz jamás estará en peligro, una gran canción difícilmente pase desapercibida. Debemos tener en cuenta que sólo son herramientas, que permite tener todos los sonidos del mundo al alcance de nuestra mano y crear. Como toda la tecnología la responsabilidad de su uso recae en nosotros.